San Francisco y el sultán

San Francisco y el sultán

jueves, 30 de agosto de 2018

La misericordia salvará la fraternidad capuchina



"Me gusta mucho el comentario que hace nuestro hermano Raniero Cantalamessa de aquella famosa frase que Dostoievski pone en boca de El Idiota: “El mundo se salvará por la belleza”. Y a renglón seguido, el famoso escritor se pregunta: ¿Qué belleza es esa que va a salvar al mundo? A lo que responde diciendo: “Solo hay un rostro en el mundo entero que es absolutamente hermoso: el rostro de Cristo. Pero la aparición de este ser infinitamente hermoso es, ciertamente, un milagro infinito”. Y nuestro hermano concluye así: “La belleza de Jesús es su misericordia, y es esta la que salvará al mundo. Así pues, no el amor de la belleza, sino la belleza del amor”. También nosotros podríamos decir que la misericordia salvará la Fraternidad Capuchina y justificará su presencia apostólica en la Iglesia y en el mundo. "

de la homilía de mons. Andrés Stanovnik OFMCap
en la Misa de inauguración del 85° Capítulo General
de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos

Leer la homilía completa: 

http://www.arzcorrientes.com.ar/vernoticia.php?id_new=5053






jueves, 23 de agosto de 2018

Comienza el Capítulo el lunes 27 de agosto


El lunes 27 de agosto, con la celebración eucarística comenzará el 85° Capítulo general de la Orden de Frailes Menores Capuchinos. En el Colegio internacional "San Lorenzo de Brindis" se reunirán los 188 capitulares además de 48 auxiliares, traductores y asistentes.
La Misa de apertura será presidida por mons. Andrés Stanovnik, arzobispo de Corrientes, Argentina. 
Con el lema: "Discite a me... et invenietis" (Aprendan de mí... y encontrarán, cfr. Mt 11,29) se desarrollarán varios temas, pero el principal será la "Ratio formationis".
Para seguir día a día el Capitulo general se ha creado una página web especial:  




viernes, 17 de agosto de 2018

Un oasis en el desierto del secularismo



Sternberk, República Checa

Las primeras capuchinas llegaron a la República Checa en 1914. Las monjas fundaron el primer monasterio en Litoměřice a petición del obispo. Las hermanas provenían de los Países Bajos y eran de nacionalidad alemana. Después de la Segunda Guerra Mundial, la comunidad tuvo que irse, y solo una hermana permaneció en el monasterio. Pronto, nuevas hermanas checas se unieron a ella, por lo que la comunidad siempre tuvo alrededor de 15 hermanas.







Pero en el monasterio las hermanas no pudieron quedarse por mucho tiempo porque con el advenimiento del régimen comunista, fueron llevadas junto con otras congregaciones a Turnov. Muchas hermanas tuvieron que dejar la orden y permanecieron sólo unas pocas. Bajo el totalitarismo, las pocas hermanas fueron destinadas en hogares de ancianos donde se ocupaban por las condiciones inhumanas de las personas enfermas.
Pero poco a poco comenzó en secreto el desarrollo de una hermandad joven. Todo tenía que ser secreto, las hermanas vivían en el mundo y trabajan en los trabajos civiles. Las candidatas solo muy ocultamente podían entrar en contacto con las hermanas y recibían una formación con la ayuda de los capuchinos.




Después de la revolución en 1989, con la caída del muro y la posterior apertura, las hermanas finalmente comenzaron a vivir su vocación capuchina. Fueron invitadas a Sternberg, donde vivieron provisoriamente en un piso del edificio de la rectoría vecina, hasta edificar el nuevo monasterio. Comenzaron a vivir aquí cuatro hermanas y en 1990 se les unieron tres hermanas mayores. En 1996 se bendijo el monasterio ya finalizado. La pequeña comunidad de siete hermanas pronto creció, y nuevas hermanas jóvenes comenzaron a venir. En el transcurso de 20 años, ocho nuevas hermanas han llegado.


En la actualidad son 13 hermanas. En el monasterio acogen permanentemente personas que hacen retiro espiritual, consagrados, sacerdotes y laicos. Una comunidad laical ferviente se reúne diariamente para la Eucaristía y una fraternidad de la Orden Franciscana Secular tiene al monasterio como su referencia. El trabajo principal es la confección de velas y candelas artesanalmente decoradas, junto a la confección de ropa litúrgica y hábitos. Son acompañadas de cerca con la asistencia de los frailes capuchinos.
En un ambiente altamente secularizado como el de la República Checa, el testimonio de la prioridad absoluta de Dios y de la dimensión espiritual del ser humano resuena con mayor claridad y se vuelve indispensable signo de la fidelidad misericordiosa del Señor.
Luego de la experiencia de ser luz en la noche del totalitarismo comunista, hoy se presenta la misión de ser oasis en el desierto del secularismo.











martes, 7 de agosto de 2018

PRAGA, camino de comunión


El encuentro realizado en Praga será considerado un hito importante en la historia de las Clarisas Capuchinas en Europa, como primer paso de comunión y de relación entre los monasterios de Alemania, Polonia, Chequia y Eslovaquia, sumado el monasterio de Asís. 
Las hermanas de Alemania participan de la federación junto a las Clarisas de su país. En cambio el resto de los monasterios no están aún federados. A partir de las disposiciones de la Instrucción COR ORANS se ha reflexionado sobre la posibilidad de constituir una asociación entre los monasterios proponiendo un estatuto basico para que cada uno de los monasterios pueda discutirlo y pronunciarse.
Con espíritu de gran fraternidad y colaboración, se vivieron estos días de comunión, gracias al trabajo de convocación y acogida del monasterio de Stemberk.













sábado, 4 de agosto de 2018

Encuentro de las Clarisas Capuchinas de Europa central




Del 3 al 7 de agosto, se realiza en Praga, ciudad capital de Chequia (República Checa), el primer encuentro de las Clarisas Capuchinas de Europa central, es decir de Alemania, Polonia, Eslovaquia y Chequia, También participa el monasterio de Asís, de lengua alemana. El encuentro se desarrolla en el antiguo convento de los Capuchinos de Praga llamado "Loreta", fundado por San Lorenzo de Brindis.








Con la presencia de mas de 20 hermanas representando unos 13 monasterios, se dio inicio a la asamblea que tiene por objetivo compartir el trabajo preliminar de revisión de las Constituciones y presentar la "Cor Orans" junto a la posibilidad de conformar una Asociación de Clarisas Capuchinas para centro europa.