San Francisco y el sultán

San Francisco y el sultán

martes, 13 de agosto de 2019

Las Capuchinas en Suiza



Las monjas Capuchinas han tenido un particular desarrollo en Suiza. Su diferencia primera es que no son clarisas, ya que no siguen la regla y espiritualidad de Santa Clara. Son un grupo de hermanas de vida contemplativa y monástica de la Tercer Orden Regular de San Francisco, y están ligadas a la reforma capuchina. 
En Suiza, casi todos los antiguos conventos de terciarias franciscanas de los siglos XIV-XVI sobrevivientes de la reforma protestante fueron transformados en conventos de Capuchinas, bajo el influjo de los frailes, configurando la Tertius Ordo Regularis Capuccinarum
(TORCap). El primero fue el convento de Pfanneregg, bajo la guía del capuchino Ludwig von Einsiedel en 1589. La llamada Reforma de Pfanneregg promovida por Elisabeth Spitzlin se extendió a otros conventos de terciarias.
En 1958 se creó la Federación “Santa Clara” de Capuchinas de la Tercer Orden con 15 conventos, ya sea sujetos al Ministro provincial o al Obispo diocesano. En el año 1965 las hermanas en la Federación eran unas 573 y en el 2006, unas 185, actualmente 100 en Suiza. Las Capuchinas de la Tercer Orden, si bien dedicadas principalmente a la vida contemplativa, también se han ocupado de recibir huéspedes, de impartir el catecismo y por algún período, de la enseñanza en escuelas femeninas. Su tipo de clausura se fue adaptando a estos apostolados, conservando la principal misión
contemplativa por lo que viven propiamente la llamada "clausura constitucional".
Se han realizado tentativas misioneras en América Latina y en África. En Tanzania, las hermanas se han desarrollado en vocaciones y expandido en varios lugares.


Sr. Miriam Huber, presidenta de la Federación "Santa Clara" de las Capuchinas de la Tercer Orden Regular de San Francisco



No hay comentarios.:

Publicar un comentario