San Francisco y el sultán

San Francisco y el sultán

jueves, 8 de noviembre de 2018

Madurez en la comunión


La visita a las Clarisas Capuchinas de Cracovia estuvo marcada por la providencial coincidencia con la celebración del paso del monasterio a la dependencia de la provincia de los Capuchinos, el 1 de noviembre de 2018, solemnidad de todos los Santos. Este paso fue dado dentro de un largo camino de comunión y colaboración entre los frailes y las monjas, desde la fundación del monasterio hasta hoy. Un camino también de madurez en el carisma, de comprensión del significado de nuestra relación como hermanos y hermanas. 
El deseo de estar bajo el Ministro Provincial capuchino como Superior regular fue discernido tanto por los hermanos como por las hermanas... Han descubierto que ahora es el momento propicio, no con la intención de asegurar la filiación y la atención, sino en un verdadero plano de igualdad, sabiendo de la riqueza mutua que se puede compartir entre hermanos y hermanas, dos rostros de un mismo carisma.




La historia de la comunidad comienza el 8 de mayo de 1989 cuando tres hermanas del monasterio de Przasnysz vinieron a Cracovia para establecer un nuevo monasterio de Clarisas Capuchinas. Inicialmente, vivían en una pequeña casa familiar. El propietario de la casa, el Sr. Władysław Łąka, quien más tarde sería llamado "tío", a través de los frailes capuchinos de la provincia de Cracovia, ofreció a las hermanas esta casa y terreno para la construcción del monasterio. 
No fue fácil, se requería mucho esfuerzo y compromiso por parte de las hermanas. El Señor los bendijo dando coraje, fortaleza y también benefactores, gracias a quienes hoy existe este lugar. Las hermanas recibieron gran ayuda de los frailes capuchinos a través de la oración, la capellanía y el servicio espiritual. Desde el principio, los hermanos también participaron en la obtención de benefactores para las hermanas. trabajaron físicamente en la construcción y ayudaron financieramente.
En 1992, se puso la piedra de construcción para el monasterio, y las primeras obras comenzaron en 1995. La comunidad de hermanas se hizo más numerosa. En 1998, las hermanas se mudaron de la casa de campo al convento, aunque aún no estaba terminada. Un año después, el domingo de la Divina Misericordia, el 11 de abril de 1999,  el Cardenal de Cracovia, celebró la consagración del monasterio dedicado a la Divina Misericordia. Desde entonces, la comunidad y el nuevo monasterio se han convertido en un monasterio autónomo. 
El 4 de octubre de 2004, el Ministro Provincial de los Hermanos Menores Capuchinos consagró la nueva capilla del monasterio dedicada a la Divina Misericordia y al Corazón Inmaculado de María.




El Monasterio se encuentra a pocos kilómetros del gran Santuario de la Divina Misericordia, lugar donde vivió santa Faustina Kowalska, y actual centro de difusión internacional del mensaje de la Misericordia. También cercano se encuentra el Santuario dedicado al papa San Juan Pablo II. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario