Santa Clara y San Francisco

Santa Clara y San Francisco

domingo, 5 de junio de 2016

CRÓNICA DEL 4 DE JUNIO. Encuentro Internacional de Capuchinas

II ENCUENTRO INTERNACIONAL DE HNAS. CLARISAS CAPUCHINAS
CUAUTITLAN IZCALLI (MÉXICO)
DÍA 4 DE JUNIO
CRÓNICA DEL DIA
         

La celebración de la Eucaristía matutina en la memoria del Inmaculado Corazón de María junto con el rezo de las laudes, abría esta mañana de retiro-desierto. En la Eucaristía pedimos por la Federación de Sudamérica cuya titular es precisamente el Inmaculado Corazón de María. Lleguen a nuestras hermanas de Uruguay, Argentina,  Chile,  Bolivia y Perú nuestra más cordial felicitación a través de esta crónica. Sé que la siguen  de cada día y nos da mucha alegría. Seguimos unidas en la plegaria.
Después del desayuno despedimos al P. Guillermo Kraus, Asistente religioso de la Federación de Estados Unidos que ha estado esta primera semana con nosotras. También pedimos por el fruto del capítulo de su provincia desde este rinconcito de México.
Y nos tocó salir de peregrinación hasta la Abadía de San Benito del Tepeyac que está  junto a esta casa de Formación “Santa Verónica”. En este recinto monacal hemos podido orar mucho y reflexionar sobre el material que en esta semana hemos recibido. En un clima de silencio y recogimiento hemos estado hasta las 18:00 h.  El sitio invita a la contemplación  y gracias a Dios, el tiempo también nos ha acompañado, pues el hermano Sol lucía en el firmamento y además de adentrarnos en nuestro interior y saborear lo que Dios nos decía a cada una, también pudimos extasiarnos ante la belleza de la  naturaleza, obra del Creador, descubriendo en ella su grandeza y agradeciendo la obra de sus manos y su amor al  hombre.







   

A mediodía tuvimos un  breve momento de encuentro para comer juntos y al terminar  unas por un lado, otras por otro, cada una buscó un sitio para  seguir pidiendo al Espíritu  Santo su luz  para el trabajo que teníamos entre manos.
A las 17:00 en la Iglesia de este Monasterio Benedictino  rezamos las Vísperas y tras saludar a la Virgen en su Inmaculado Corazón con el ángelus, dimos por finalizado este retiro,  regresando  a la Casa “Santa Verónica” donde nos esperaba una grata sorpresa.
En el patio central las hermanas habían preparado un precioso decorado con  un escenario en alto para  festejarnos en este día. Cuando ya estábamos todos reunidos llegaron un grupo de señoras y dos chicos que forman parte de una familia que se dedica a bailes regionales de México y con sus llamativos vestidos de colores y sus buenas músicas nos alegraron con unos magníficos bailes típicos de distintos estados de  México, la fiesta se fue animando y al final ya bailaba también el P. Orazio de Italia y hasta la M. Assunta hacía pareja con el chico en unos bailes de Jalisco y hasta nuestro Asistente General nos deleitó con unos pasos de un tango con la señora que enseña estos bailes. No creo que esto sea motivo de escándalo para nadie pues hasta San Francisco en un momento de júbilo cogió un palo y comenzó a tocar el violín.

Al finalizar, el P. Constantino nos quiso regalar a nombre de la Custodia de México a todos los que participamos en este encuentro un precioso libro  que han editado titulado: “Nican Mopohua” que son las palabras con las que empieza el relato de la aparición de la Virgen de Guadalupe en el idioma con el que la Santísima Virgen habló a San Juan Diego  y que contiene este relato y su traducción al castellano además de una imágenes muy bonitas de un pintor famoso de México, de la Virgen de Guadalupe.  Y también nos obsequió con un DVD sobre la historia de los capuchinos en México y Texas.
 Pero lo que fue más sorpresa todavía, fue la aparición de un grupo de Mariachis  cuando acabábamos de sentarnos en la mesa para  cenar y es que  al poco de empezar irrumpía en el comedor este grupo  en toda regla  con guitarras, trompetas, violines y hasta un gran  guitarrón y con sus trajes típicos que nos deleitaron con sus lindas voces cantando con tanto cariño canciones mexicanas.

Como decía el P. Orazio: “una jornada bellísima”, tanto en la parte espiritual como en la festiva.
Dios le premie a las hermanas que han organizado esta velada,  tanto esfuerzo por festejar este día a mitad de nuestro encuentro internacional.
Dan ganas de cantar con los Mariachis: “México lindo  y querido, si es que yo muero lejos de ti, que digan que estoy dormido y que me traigan aquí”.....

En Alabanza de Cristo. Amén.

1 comentario: